Subanalidades

Tonterías varias que haya que compartir con la comunidad subanal

Historia de mi curro fugaz

1ro de marzo de 2006

Una tarde aburrida decidí meterme en una web de empleo dedicado al mundo tecnológico. La verdad es que no buscaba nada, era por simple curiosidad por ver cómo estaba el mercado. Rellené mi "cutréculum", en el que la sección de experiencia laboral dejaba mucho que desear. Sin mucha esperanza empecé a mandar mi "cutréculum" a algunas ofertas que consideraba interesantes, sobre todo que me permitise un horario de media jornada para compaginar con la universidad.

Una mañana me llamaron de una empresa que estaba interesada en hacerme una entrevista, era la segunda que se había interesado en mi. Diremos que su nombre en clave es BYPT. Fui a la cita con BYPT supermaqueado (jersey y camisa, no os vayais a pensar) y la verdad es que el sitio me dio buena impresión porque era gente joven, un ambiente reducido y espectativas de futuro.

El curro consistía en programador en un entorno poco conocido y bastante dedicado al mundo de las PYMES (es decir contabilidad a tope, algo insufrible para mi). Estaban interesados en mi "cutréculum" por mi faceta de Linuxero, un campo en el que tenían pensado introducirse (a MUY MUY largo plazo, según pude darme cuenta después). En principio sonaba hasta interesante, así que me ofrecí dispuesto. Salí de allí con una ligera esperanza y un mínimo deseo de que me cogiesen, aunque las condiciones salariales dejasen MUCHO que desear. Sin decir datos, creo que Durbán cobraba más en Mr. Delloiteeeeeee.

Un par de días después recibo una llamada diciendome que están interesados en mi, en esa época estaba en plenos exámenes, así que les dije que hasta que no acabase no podía empezar. No hubo problema y acepté. Cuando acabaron los exámenes, me fui para allá dispuesto a iniciar mi primera experiencia laboral.

Estaba intrigado por conocer el entorno con el que trabajaban, para aquellos lectores más técnicos les comento un poco la jugada, el resto podeis saltar al siguiente párrafo, jejeje. El entorno era mediante un lenguaje de programación "de cuarta generación", por si no los conoceis consisten en frameworks en los que en vez de programar como se ha hecho toda la vida, se hace moviendo unas cajitas de colores, y unos menús desplegables, no hay que escribir practicamente nada. ¿Os parece atractivo? ¡Para mi es un infierno!

Convencido de que el ambiente era amigable y distendido, al segundo día ya iba en chandal. Sí, señores, EN CHANDAL, que huevos tengo. Al fin y al cabo era el último mono y no tenía ninguna responsabilidad. Evidentemente, mis ideas eran erróneas y no tardaron en avisarme de que ese no era un atuendo adecuado. Aquí se cerró el capítulo de la vestimenta, sin más pena ni gloria.

A medida que pasaba el tiempo y conocía el entorno de trabajo, me iba dando cuenta de pequeños errores y chapucillas (sobre todo tecnológicas). Estoy acostumbrado a hacer las cosas de una manera en mi entorno de Linux, y allí todo lo que había era Windows (y digamos que "no legítimos"). Aunque suene a propaganda (ya deberías de estar acostumbrados), el entorno de Linux es MUY consistente. Todas las aplicaciones se comportan igual, algo que en Windows no sucede ni de lejos. En definitiva, es un infierno trabajar en Windows.

Empecé a sospechar que mi sitio no era ese, que iba a acabar por pudrirme, que tenía que encontrar una salida. Para colmo, el contrato no llegaba, estaba currando sin tener ningún tipo de condiciones. También es cierto que pagué la novatada porque los papeles que entregué no eran los necesarios, y pensaba que ellos me darían de alta en la Seguridad Social, algo que parece ser que no eran capaces de hacer...

Para encontrar la salida. recurrí de nuevo a la web de empleo, al fin y al cabo enviar un curriculum era la mar de sencillo. Había una oferta en la que el título decía claramente "SOFTWARE LIBRE", aunque venía acompañada de la palabra "WINDOWS". Pensé que por echarlo tampoco perdía nada, y enterarme mejor de la oferta no era un gasto de tiempo importante. Eché la oferta un domingo, sobre las 11 de la noche y me fui al sobre.

A la mañana siguiente, como todas las mañanas, miré mi e-mail y tenía una contestación de la oferta ¡¡ESCRITA A LAS 2 DE LA MAÑANA!! contandome absolutamente todo lo relativo a la empresa, a sus proyectos y a la oferta de trabajo. Necesitaban a alguien que hiciese una pequeña aplicación en Windows, pero el area de trabajo del puesto era mucho más amplio.

Quedamos para una entrevista y la verdad es que fue increible. Me hizo preguntas que jamás hubiese esperado, como "¿Qué es para ti el software libre?" y otras algo más técnicas pero también bastante chocantes. Un tío bastante majo, bastante inteligente y con muchos conocimientos.

Pero lo mejor de todo eran las condiciones. Para empezar, 25 horas semanales, con horario de libre disposición (voy cuando quiero o si quiero curro desde casa), un contrato indefinido desde el primer momento, con revisión anual de condiciones y el salario casi el doble de donde estaba trabajando. Además, aunque es algo que me dijo en otra reunión, seguramente me dejen un portatil para trabajar. Chavales, ¡para mi eso ES el paraiso!

Mientras tanto, mi curro en BYPT estaba degenerando cada día más. Esa semana la había pasado llamando por teléfono a Videoclubs para que actualizasen un programa. Una tarea que considero que no corresponde a un programador. Eso sí, me había ocurrido una anécdota fantástica, os la cuento como epílogo de esta historia.

Pasé todo el fin de semana deseando que me cogieran en el nuevo sitio, y así el lunes a primera hora recibo un e-mail que me dice que están interesados en mi. Increible, flipante, alucinante, la verdad es que ni me lo creía. Quedamos para otra reunión donde firmar un pre-contrato con las condiciones, más que nada por mi propia seguridad.

Sin embargo, esa mañana fui a currar con un poco de desánimo. Seguía sin tener nada firmado, me iba a ir y era evidente que quería cobrar. Además, parece ser que si te quieres ir tienes que avisar con 15 días de antelación para poder cobrar. ¿Qué iba a hacer? ¿Firmar el contrato para mandarles a freir espárragos nada más estampar mi rúbrica? ¿No firmar y renunciar a la pasta? Ninguna idea era apta en ese momento.

Pero, en una acumulación de circunstancias a favor, coincidió que el mismo día de mi reunión con el nuevo trabajo, cobré (al contado) de BYPT, ya que era final de mes. ¡Cojonudo! Acabo de cobrar y mañana mismo me puedo ir, así sin más.

Hoy me iba. He entrado a la oficina y he dicho "Lo siento, pero me voy. Me han ofrecido un trabajo que me gusta más y las condiciones son fantásticas.". He cogido mis cosas y me he ido.

Esta semana o la siguiente empiezo a currar. Y lo haré desde casa porque mi nueva empresa todavía no tiene un centro de trabajo.

Nota: Si quereis descifrar el verdadero nombre de la empresa, sólo teneis que coger cada letra y poner en su lugar la anterior. Es decir, que la D sería una C... Es fácil :P

Epílogo

De cómo la gente a veces comparte cosas sin sospechar lo más mínimo

Una mañana, una compañera del curro se encontraba mal del ojo y se tenía que ir de urgencia al oftalmólogo. Decía de ir sola en su coche, pero tenía la vista un poco nublada y le dijimos que ni de coña. Tenía que ir por la zona de Islas Filipinas y la oficina está por Santa María de la Cabeza, un buen trecho para hacerlo sóla, nerviosa y con la vista nublada. Faltaba media hora para que fuese mi hora de salida, así que me ofrecí para llevarla.

Nos montamos en mi coche. Lo primero que hago cuando monta alguien desconocido es bajar la música, porque suelo suponer que el hip-hop no le gusta a la gente. Enciendo el coche, empieza a sonar y me pregunta:

— «¿Quién es este?»
— «¿El que canta? ¿Te gusta el Hip-hop o qué?» pregunto yo.
— «Ahora te cuento.»
— «Pues es Demo, está guapo.»

Giramos la esquina y le digo.

— «Dime que eso que me ibas a contar.»
— «¿Conoces al Maese KDS
— «¿Al Maese? Sí, claro. Es un máquina. ¿Por?» pregunto
— «Es mi hermano.»

¡Toma ya! Estaba trabajando con la hermana de un rapero conocido y respetado. ¡Qué guapo! Tuvimos una buena conversación sobre el mundo del hip-hop, las compañías discográficas y curiosidades y cotilleos. ¡Qué tía más maja!



Comentar este artículo

Comentarios anteriores:


Comentar este artículo


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)